Dos poemas de Natali Esparza Rocafull

POEMA 1

Que suave este papel

Acariciadas con mis palabras que la tocan

Una gota de tinta resbala por él

Esa gota que lo ensucia

Y que se impregna para siempre

Palabras jamás borradas

De la hoja en la que escribo

Llegan a ser implantes permanentes

Hojas sucias, hojas limpias, qué importa

Las palabras quedan encarceladas para siempre

En este pequeño laberinto de papel

Suave eres mi papel

Suave pluma de escribir

Como gritan mis palabras en silencio

Danzando quietas a los ojos de la multitud

Se agrupan una en una

Como filas de conciertos

POEMA 2

Están desapareciendo

Pequeños seres habitantes del terráqueo

Ellos se esconden entre árboles y bosques para no ser mutilados

Entre nieves y montañas

Entre lagos y torrentes

Se absorben de la aglomeración

Estremecidos sin voz

De lejos escuchan el susurro de la muerte

Escuchan el hambre de los hombres

Sienten el color de la escasez

Les aplasta un muro de amargura

Podan su refugio

Y se convierte en un oscuro pasadizo

Corren kilómetros entre manadas

Y encuentran a otros seres caídos y extintos

Liberados del complot

“Somos de La Licuadora”

Taller de Creación Literaria

Facebook @TallerLaLicuadora

Instagram @aunquehayaruido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *