El Proceso Constituyente y lo que dice la ciudadanía

Chile vive un momento único, lleno de esperanza colectiva ciudadana. El proceso constituyente, alberga en su origen las movilizaciones de la base social más grandes de las últimas décadas, con una genuina expresión ciudadana ante el desgaste, cansancio y hastío frente a la desigualdad y desprotección social por parte del Estado. Movilizaciones que han sido deslegitimadas por el gobierno y junto con ello criminalizadas y castigadas. En Chile existe más de un centenar de jóvenes privados/as de libertad por más de un año, sin avances en los procesos, que tiene a sus familias y a una diversidad de organizaciones sociales exigiendo su inmediata liberación a lo largo de todo el país. Sólo como ejemplo, el joven estudiante de musicoterapia, Jesús Zenteno, hijo de un reconocido músico de nuestra ciudad, lleva casi 14 meses de prisión en Santiago.

Los procesos de transformaciones nunca han estado exentos de resistencia por parte de sectores que quisieran que nada cambie y es lógico, pues el sistema neoliberal es su traje a la medida, pero hoy estamos ante un momento histórico, donde por primera vez la Constitución no se realizará entre 4 paredes.

El eje fundamental para el proceso constituyente es lo que la ciudadanía en su conjunto sueña y espera de esta nueva Constitución. A partir de octubre del 2019, desde la revuelta social, se activan con fuerza cabildos en los distintos territorios. Previo al plebiscito de octubre, sólo entre el año 2019 y 2020 se realizaron en nuestro país más de 1200 Cabildos en más de 211 comunas. Unidad Social recogió gran parte de los cabildos para sistematizar la información. Luego de un trabajo de colaboración con 12 universidades del país, entre ellas la Universidad de Tarapacá que realizó el Cabildo Regional “Construyendo un Nuevo Chile”, en el cual tuvimos la oportunidad de formar parte del equipo metodológico para su realización y recoger  la necesidad de la ciudadanía de que su voz sea escuchada, se presentan los resultados mediante el documento “Demandas Prioritarias y Propuestas Para un Chile Diferente” , que da cuenta del contenido de esos más de 1200 cabildos realizados en todo Chile. Es importante en este proceso, conocer lo que la gente expresó en esas instancias participativas pues, esta Nueva Constitución debe ser construida con todas las voces, como lo demanda el momento histórico que la propia ciudadanía ha puesto en la vida política y social de nuestro país. Necesitamos urgente construir un Chile donde quepamos todos, por eso esta constitución la escribimos entre todos.

Carolina Videla Osorio

Trabajadora Social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.