“Escuela de Formación Aluna Tambó. La incidencia se toca y se baila con bombo y faldón”

Aluna Tambó ya se encuentra en la tercera parte y final de la “Escuela de Formación Aluna Tambó. La incidencia se toca y se baila con bombo y faldón”, espacio que se enmarca dentro del concurso Fondart Regional 2021 adjudicado por la agrupación dentro de la línea de “Salvaguardia Cultural del Pueblo Tribal Afrodescendiente de Arica y Parinacota”.

La Escuela ya se encuentra en la cuarta y ùltima unidad de la escuela que trata sobre “Antecedentes históricos y ejecución dancística del tumbe carnaval, afro tumbe contemporáneo y fusión tumbendingue”, con clases excepcionales de ejecutores del tumbe afro ariqueño y conociendo el amplio espectro que ha podido alcanzar el tumbe con casi dos décadas de historia.

Edgar Vargas Olivares es Intérprete en danza con mención en coreografía de la Escuela Moderna de Música y Danza, actualmente es Director escénico y coreográfico de la Compañía Caudales, con amplia trayectoria en el tumbe, danzando desde su infancia en comparsas afrodescendientes, como Oro Negro y Tumba Carnaval. Para Edgar estar presente en la Escuela de Formación Aluna Tambó fue emocionante, nutritivo, reconfortante y llenito de amor”.

Por otra parte, Camila Valdés Crispi, Directora de bailarinas de la Comparsa Arica Negro, nos comentó: “fue rebelador darme cuenta, que el tumbe de La Chimba de entiende a través de relatos. Enseñar que el paso se hace por tal razón. Eso me hizo tomarle el peso a la danza de Arica Negro, una danza rememorando las labores de La Chimba”.

Co creación

Dentro de la segunda parte de la Escuela Aluna Tambó se ha podido co crear. Poner en la práctica todo lo que se ha aprendido. A nivel histórico, musical, letrístico y dancístico del tumbe carnaval.

Se ha podido aprovechar el talento de las y les participantes de la Escuela para poner en obras concretas lo que hemos estado aprendiendo y compartiendo. La virtualidad le ha dado a esta escuela la capacidad de estar en muchos territorios a la vez. Conocer las particularidades de cada lugar y lo que las personas están creando alrededor del tambor, como ente unificador y nos hace querer salvaguardar un patrimonio inmaterial vivo que se vincula con otras expresiones y sigue transformándose en lo que cada una/uno/une necesita para conectar con la tierra.

Las talleristas del proceso han sido Isabel Araya Morales, Javiera Núñez Raby, Rosario Flores García, Constanza Silva Díaz, Nicole Serrano Ortiz, Yanina Ríos Quinteros, Melissa Bonnin Cortés, Pamela Guerra Ormazábal, Rosa Lara Lara, Pierina Muñoz Baez y Claudia Parra Aravena: todas mujeres activistas y parte del movimiento afroariqueño desde ámbitos artísticos, sociales, políticos y culturales.

Parte técnica del proyecto

Para llevar a cabo esta escuela, con 32 personas conectadas esparcidas por todo el territorio nacional chileno, se necesito de un despliegue técnico y audiovisual que fue cubierto por dos empresas ariqueñas (corroborar dato). Una Dreamvalley, con más de 15 años trabajando en las áreas de tecnología, comunicación audiovisual, informática, elaboración de proyectos y otras soluciones digitales integrales. Y la segunda, Conexión, una empresa familiar de las artes escénicas, visuales, de iluminación y sonoras. Por más de 9 años su experiencia crea y soluciona requerimientos técnicos para artistas/es y/o producciones.

Para comunicarse con estas empresas puede hacerlo a través de sus redes sociales y correos:

Dreamvalley (facebook e instagram), contacto@dreamvalley.cl, +56 979131911

Conexión (facebook e instagram), conexionsonido@gmail.com, +56 982416119

Aluna Tambó

Aluna Tambó es una colectiva de mujeres que investiga, practica y difunde las tradiciones artísticas de raíz africana, rescatando la percusión y danza tradicional del continente madre a través de la cultura mandingue y así también su legado en la “Tumba Carnaval”, fiesta, danza y canto ejecutados por las comunidades afrodescendientes de la ciudad de Arica en la época de carnaval

Juntas desde el 2014 Aluna Tambó constituye un cambio en la concepción tradicional de la percusión de raíz africana, en donde la ejecución de los tambores era exclusivamente masculina, irrumpiendo y renovando una escena conservadora de una forma clara, melódica y con una esencia femenina definida en su presentación musical y escénica.

A través de este proyecto Fondart 2021, la agrupación desea fortalecer las bases de la interculturalidad. Por ello la Escuela de Formación Aluna Tambó representa un encuentro entre mujeres, disidencias y expresiones artísticas, un espacio de aprendizaje colectivo y horizontal, donde el intercambio de saberes y la difusión del legado/aporte de las comunidades afro es esencial. Esto nos permitirá continuar con el proceso contingente de visibilización afrodescendiente y la riqueza de su herencia musical de nuestro territorio, destacando el rol de las mujeres” (Aluna Tambó).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *