Por cuarto año consecutivo, CONADI y CONAF firman convenio para manejo de bofedales

La iniciativa está enfocada en desarrollar el uso y manejo eficiente del recurso natural agua.

Con el objetivo de contribuir a la economía de las comunidades indígenas aymara dedicadas a la ganadería en la zona del altiplano de las comunas de Putre, General Lagos y Camarones, se firmó el convenio de colaboración entre la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y la Dirección Regional de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI) para la promoción integral de riego para personas indígenas, comunidades y/o parte de comunidades indígenas de la región.

De esta manera, se busca poder desarrollar el uso y el manejo del recurso natural uma (agua) basándose en el empleo eficiente del riego integral para obtener la sustentabilidad de los humedales altoandinos (bofedales) y ecosistemas asociados. Dando así cumplimiento a las acciones del Plan de Gestión de la Reserva Biosfera Lauca, como estructura y modelo de gestión que servirá para la participación en esta iniciativa.

“Este convenio de $125.000.000 es para poder rescatar, restaurar y mejorar los bofedales en el altoandino (humedales de altura) y así apoyar la ganadería de nuestros hermanos y hermanas que viven en el altiplano en las comunas rurales. Estamos en coordinación permanente con los dirigentes del territorio para llevar a cabo esta iniciativa que ayuda a aumentar y mejorar el forraje”, explicó el Director Regional de CONADI, Emiliano García.

Asimismo, el Director Regional de CONAF, Héctor Peñaranda, señaló que el objetivo de aunar esfuerzos en esta materia es para mejorar el manejo de bofedales y desarrollo de bosques de queñoas. “Este convenio empezó en la comuna de Putre y gracias a la colaboración y esfuerzo de los consejeros del Área de Desarrollo Indígena (ADI) pudimos ampliarlo hasta las comunas de General Lagos y Camarones; en este esfuerzo interinstitucional hemos llegado a distintas familias y ya hemos intervenido más de 100 bofedales en el altoandino”.  

Las líneas estratégicas de este convenio son implementar acciones de conservación y manejo sustentable de humedales, a través de prácticas de riego integral y revegetación; seguimiento periódico de resultados de la ejecución del convenio, mediante la aplicación del plan de monitoreo ambiental de bofedales y promover la restauración de bosques y formaciones xerofíticas como reguladores del ciclo hidrológico en las cuencas altoandinas, a través de la reforestación.

En este sentido, la Seremi de Agricultura, Ana Rojas, detalló que “este convenio es muy trascendente porque se puede hacer un trabajo con las comunidades; además hay una contratación de personas que realizan estas prácticas y aprenden a recuperar bofedales, que son el sustento de la ganadería camélida del territorio, por lo tanto, esta es una actividad completamente necesaria y primordial para desarrollar la ganadería en el territorio”.

Por su parte, la Seremi de Desarrollo Social y Familia, Silvana Durán, destacó que “estas iniciativas siempre nos van a llenar el corazón porque estas macro ideas de proyectos se materializan en el territorio, donde la gente realmente lo necesita. Estamos hablando de muchas hectáreas y de ver cómo rescatamos esas tierras y cómo hacemos que el agua corra, es un gran desafío. Éstas han sido temáticas permanentes de los pueblos originarios que trabajan con el agua y que tienen un simbolismo tan marcado con la naturaleza”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.