Más de 400 soldados realizaron su Juramento a la Bandera en Arica

·         La actividad estuvo encabezada por el gobernador regional Jorge Díaz Ibarra, quien felicitó al Ejército y dijo que “este tipo de acciones refuerzan el sentimiento de ser chileno”.

Después de dos años de realizarse sin público civil debido a la pandemia, este sábado se llevó a cabo en Arica el tradicional Juramento a la Bandera, con la asistencia de la comunidad local y familiares de los uniformados.

Este año el compromiso con la Patria fue sellado por 444 uniformados del Ejército, entre soldados conscriptos, de tropa, oficiales y suboficiales. La ceremonia además culminó con un desfile con más 550 efectivos militares.

El acto estuvo encabezado por el gobernador regional de Arica y Parinacota Jorge Díaz Ibarra y se desarrolló frente a la imagen de O’Higgins, al pie del Morro. La autoridad regional estuvo acompañada por el comandante de la Guarnición Ejército Arica, general de Brigada Guillermo Altamirano Campos.

El gobernador Jorge Díaz manifestó que “siempre es muy importante que este tipo de ceremonias prevalezca. Después de estos dos años de pandemia, vuelve este tradicional juramento a la bandera con comunidad presente. Y también nos recuerda lo importante que es para todos nosotros como país, sobre todo como una ciudad limítrofe, una ciudad extrema, tener este tipo de acciones, porque refuerzan este sentimiento de ser chileno, que en regiones como la nuestra es más fuerte, pero a la vez es más difícil. Así que felicito a todo el destacamento que hoy tuvo esta oportunidad de jurar ante la Bandera y ante la Patria. Y también al Ejército de Chile por prevalecer en este tipo de acciones”.

Los militares juramentaron frente a los estandartes de combate de sus respectivas unidades: Brigada Motorizada N°4 “Rancagua”, Primera Brigada Acorazada “Coraceros”, Brigada N°24 “Huamachuco” y el Regimiento Logístico N°6 “Pisagua”.

La alocución de la jornada estuvo a cargo del segundo comandante y jefe de Estado Mayor de la Primera Brigada Acorazada Coraceros, coronel Mauricio Rojo Fuentes.

Las bendiciones y oraciones fueron dirigidas por el obispo evangélico Fidel Arenas y del capellán católico del Ejército, mayor Jorge Mardones.

El rito militar, que recuerda a los mártires del Combate de La Concepción, estuvo acompañado de descargas de honor.

El Combate de La Concepción es considerado uno de los hechos más dramáticos de la Guerra del Pacífico. Se llevó a cabo los días 9 y 10 de julio de 1882 en el pueblo peruano de La Concepción. La guarnición completa del Regimiento Chacabuco, compuesta por 77 jóvenes al mando del capitán Ignacio Carrera Pinto, resistió durante dos días el ataque de dos mil soldados peruanos, que tuvo como resultado la muerte de todo el contingente chileno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.