En jardín infantil “Avioncito” cultivan alimentos andinos

Luego de 4 meses ya se ven los resultados de una experiencia pedagógica intercultural que se está realizando en el jardín infantil “Avioncito” de la JUNJI, ubicado en Población Las Brisas de Arica. Las niñas y niños observan, en un sector del establecimiento, el crecimiento en zona costera de ancestrales alimentos como la juyra (quinua) y la papa andina.

            Marisol Seguel, encargada de la unidad educativa, explicó que la implementación de un espacio bautizado como Iyupuchawi Pacha (lugar de siembra milenaria) ha permitido, entre otras experiencias, que los párvulos, “participen en la siembra, germinación y formación de la mazorca de quinua, práctica pedagógica muy interesante considerando que muchos de ellos la consumen y se maravillaron al presenciar su proceso de crecimiento”.

            Precisó que el proyecto, que lidera el Educador de Lengua y Cultura Indígena (Elci), Marcelo Moreira y la educadora María Paz Aguilar, es un gran desafío debido a que no existían experiencias recientes de cultivos costeros, con materiales reciclables que permitieran su crecimiento e interacción, considerando que es una planta de secano (regado por lluvias) y se cultiva sobre los 3.650 a 4.500 metros sobre nivel del mar. Bajo este contexto, se gestionó un taller a distancia con la ingeniera civil y agrónoma, Mariela Calle Llave, quien les entregó nuevos conocimientos y técnicas.

            El seremi de Educación, Francisco Valcarce, destacó que el proyecto educativo se ajusta a los desafíos de este gobierno ecológico, “porque debemos promover en las niñas y niños, desde la sala cuna, el conocimiento y respeto por el entorno natural y cultural en el que habitan, propiciando actividades pedagógicas integrales”.

Como parte de la iniciativa intercultural, las niñas, niños y familias han participado luego de la siembra de la papa nativa en la tradicional ceremonia agrícola aymara del Pachallampe, y en el caso de la siembra de la quinua conocieron leyendas andinas como “El Zorro y el Cóndor se van de fiesta”. Todo a fin de brindar educación intercultural y desde la educación parvularia colaborar con los pueblos originarios en promover el valor que tienen las costumbres andinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.