Gobernador Jorge Díaz criticó demora del Gobierno para enfrentar crisis migratoria

El Gobernador Regional de Arica y Parinacota, Jorge Díaz Ibarra, dijo que es momento que el Gobierno nacional comience a tomar medidas para enfrentar y evitar el ingreso de migrantes por los pasos irregulares de la región.

Indicó que ha pasado mucho tiempo desde que el Ejecutivo se comprometió con una política de migración, que debió haber estado lista en noviembre y que ahora se postergó hasta febrero de 2023.

El jefe regional abordó estas materias, tras la visita que realizó el sábado a la región el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, con el fin de evaluar fórmulas que permitan fortalecer el control de la frontera y la lucha del Estado contra las organizaciones criminales.

“Es casi ya un año de mandato del Presidente Boric. Como región nos preocupa muchísimo, porque entendemos que no existe una planificación real de cómo esto se va a enfrentar”, puntualizó Díaz.

Esta situación, observó, se complica más aún con las nuevas formas de ingreso clandestino a la región, como el “turbazo” que se registró en el paso fronterizo Chacalluta la noche del 29 de noviembre, cuando cerca de cien personas provenientes del Perú intentaron vulnerar por la fuerza el control nacional.

Señaló que es importante que el subsecretario del Interior haya visitado la región para revisar este tema, pero indicó que Arica y Parinacota necesita que el Gobierno adopte decisiones con claridad, puesto que “estamos viviendo una crisis migratoria y es el tiempo de tomar medidas”.

En contraposición a esta tardanza, reveló que el Gobierno Regional ha propuesto tres iniciativas claras al Ejecutivo: la creación de una policía de fronteras; la realización de cambios constitucionales para incorporar el resguardo fronterizo dentro de las funciones de las Fuerzas Armadas; y el aumento de la dotación regional de Carabineros y PDI para que existan funcionarios especialmente destinados a cumplir este tipo de tareas.

Para graficar la falta de dirección en materia migratoria, el Gobernador Regional afirmó que todavía se encuentra pendiente, por ejemplo, aclarar por qué el Ejército reporta 90 mil avistamientos de migrantes irregulares en la frontera, mientras Carabineros registra dos mil reconducciones de personas que han vulnerado la línea divisoria internacional. “Las cifras no concuerdan”, puntualizó.

“ZONAS CRITICAS”

Respecto de la idea del Gobierno, enfatizada el sábado por Monsalve en Arica, de incorporar los conceptos de “frontera” y “rutas fronterizas” en un proyecto de ley de infraestructura crítica, para que las Fuerzas Armadas puedan contribuir al control de estos espacios, más allá de lo que hoy permite el Decreto 265, Jorge Díaz señaló que el término que se debe utilizar es el de “zonas críticas” que abarque la frontera y otros espacios que concentran una alta tasa de delincuencia, como en el sector Cerro Chuño.

“El problema que vivimos aquí en nuestra región es grave respecto de la migración y sería impensado que solamente tuviera como base de análisis el hecho del ingreso de migrantes irregulares y no su destino final. La migración por naturaleza se mueve, se traslada de un lugar a otro. Y, por eso, pensar que el problema está radicado solamente en dos o tres regiones del país es un grave error”, expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *