Preparaciones típicas de la región fueron protagonistas en Feria Gastronómica de Sernatur

Luisa Bolaños recuerda perfecto cómo su abuela y su madre preparaban los pasteles de papa o de choclo cuando era niña. Mirando aprendió las técnicas de las mujeres, que como a ella, traspasaban sus conocimientos culinarios de generación en generación. Pero a Luisa le gusta experimentar, innovar en los sabores.

Para la Feria Cultural y Gastronómica de Ticnamar, iniciativa impulsada por Sernatur Arica y Parinacota en el marco de la ejecución del Programa de Transferencia Desarrollo y Difusión Turística Regional financiando por el Gobierno Regional, decidió preparar un pastel de quinoa. Tenía capas, como le enseñaron se hacía un buen pastel, y el relleno lo realizó con productos de la zona como carne de alpaco, habas y arvejitas. Chefs destacados probaron la preparación y se convirtió en la ganadora del Plato Popular, por la innovación realizada.

En la actividad, diversas mujeres del poblado y sus alrededores mostraron preparaciones con materias primas de Arica y Parinacota. Los asistentes degustaban, y los chefs Claudia Valdivia, Víctor Quelopana y Tomás Olivera, este último conocido cocinero nacional que fue parte de Master Chef, los evaluaban.

“El plato lo preparé con la inquietud de aprovechar lo que se produce en la zona, como las habas, arvejas, el orégano o el choclo. La quinoa se produjo en Colchane por unos familiares. Experimenté porque me gusta incursionar con sabores en los platos que conocí de mis abuelos. Recuerdo que a mi abuela la veía cocinar platos exquisitos y a leña, y la veía que no usaba más que los productos naturales y eso le daba un muy buen sabor”, comenta.

Lucrecia Calle fue otra de las ganadoras de la feria. Con su picante de guata y pata y una kalapurka, se llevó el primer lugar en Plato Tradicional. Ella, al igual que Luisa, aprendió técnicas y uso de ingredientes de sus antecesoras, tesoros que le permitieron mostrar sus delicias frente a los chefs y comensales en Ticnamar.

“Son recetas que una las aprende de niña, porque una ve a la mamá cómo cocinaba, así que es algo que se traspasa de generación en generación. Estoy feliz, no fui con el objetivo de ganar, si no de presentar estas preparaciones, pero cuando me mencionaron me emocioné. Años atrás había ganado con el picante de quinoa con queso, que es un plato que se preparaba en Semana Santa y se ha ido perdiendo. Me gusta cocinar, participo en fiestas patronales con mi cocina, así que la kalapurka y el picante son parte del repertorio”, dice.

Poner en valor

La chef ariqueña Claudia Valdivia fue jurado y también participó con un cooking show en la actividad. En la ocasión presentó un filete de alpaco con crocante de maíz y salsa de airampo, acompañado de puré de papa chuño, peritas de pascua y habas en confit. “A la gente le encantó, estaba preocupada de no hacer un plato tradicional porque las mujeres de la zona son expertas en eso, así que hice un plato con ingredientes de la zona pero con técnicas culinarias y la reacción de ellas, que son muy apegadas a lo tradicional, fue súper buena porque les gustó la degustación”.

La cocinera valoró la participación de la gente del pueblo y de personas de otros sectores, incluido Arica, que acudieron a la actividad organizada por Sernatur. “Probé platos que se están perdiendo en nuestra gastronomía regional, por lo que las mujeres que lo presentaron enfatizaban en que era lo que comían cuando eran pequeñas, porque lo cocinaban sus abuelas o madres. Es necesario poner en valor las recetas, difundirlas, contarles a los demás que existen estas preparaciones tradicionales realizadas con productos de nuestra zona”, menciona.

Víctor Quelopana participó por cuarta vez en esta feria como cocinero productor del evento en los cooking show. “Es un concurso muy bonito que logra unificar el pueblo de Ticnamar con otros que están alrededor. Es muy importante en la valorización de los productos y la gastronomía de la región, además, los chefs que participaron tienen una tremenda trayectoria, por lo que fue un lujo poder contar con ellos. Las preparaciones estaban a otro nivel, por lo que tenemos que sacarnos eso de que la cocina patrimonial es antigua y volver a practicarla para que quede en la retina de la gente y crear un patrimonio gastronómico importante”, culminó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *