No más fuegos artificiales: Municipio lanzó campaña que busca frenar el uso de pirotecnia en Arica

En el hall central del Edificio Consistorial, la Municipalidad de Arica realizó el lanzamiento oficial de la campaña “No más fuegos artificiales”, iniciativa realizada desde 2019 y que busca poner un alto en el uso de la pirotecnia dentro de la comuna por el bienestar de personas TEA, animales domésticos y fauna en general.

El alcalde de Arica, Gerardo Espíndola Rojas, realizó el llamado en compañía de Coaniquem, Carabineros, la Red de Observadores de Aves y las oficinas comunales de Discapacidad y Medioambiente; en una actividad enmarcada dentro de las celebraciones de Fin de Año en las que la administración comunal, por tercer año consecutivo deja de lado los fuegos artificiales por espectáculos más amigables.

Por tercer año consecutivo, como Municipalidad no vamos a lanzar fuegos artificiales. Esto no surge solamente como una anécdota, sino que con la convicción de que podemos tener otros medios para entretenernos, para hacer fiestas, para celebrar y respetar nuestra naturaleza que se ve afectada, los animales de compañía especialmente los perritos que sufren durante esta fecha, y todas las personas parte del trastorno del espectro autista”, indicó.

Si bien el foco de la campaña es resguardar la integridad física y emocional de personas con diagnóstico de trastorno del espectro autista, y animales domésticos y salvajes; igual de importante es recordar que el uso, compra y comercialización de fuegos artificiales está penado por ley.

El sargento segundo de Carabineros, Patricio Rodríguez, perteneciente a la oficina de integración comunitaria de la 1° Comisaría, explicó que “la ley 17.798 prohíbe lo que es la venta de este artefacto como también la manipulación o la compra de este. Por eso se le hace el llamado a la población a denunciar todo este tipo de hechos, que es importante para evitar algún tipo de accidente tanto a menores como también a animales”.

Por su parte Ronnie Peredo, representante de Red de Observadores de Aves de Chile, indicó que “generalmente las aves de vida diurna que vemos en la ciudad duermen de noche, por tanto, ellos están en sus dormideros y estos fuegos artificiales hacen que despierten y salgan desorientados, chocando muchas veces con estructuras, cayendo al suelo y siendo atacados o atropellados”.

Finalmente, Francisca Espinoza, coordinadora regional de Coaniquem, manifestó que “desde el año 2000 impulsamos la ley que impide el uso doméstico de fuegos artificiales ayudando e impidiendo que los niños y los adolescentes sufran de estas quemaduras. Desde ese año han disminuido considerablemente las quemaduras de nuestros niños y hoy nos encontramos en una vigilancia desde el 6 de diciembre y hasta el 6 de enero, para poder identificar los casos de quemadura”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *