Actualidad

Vocalista de “Tallados” lanzó en el edificio Consistorial su libro sobre la cultura Chinchorro

“Aldana, la muchacha de la larga vida” se llama el trabajo realizado por el escritor y músico Claudio Villalobos. La historia pone en valor la vida en comunidad de la cultura Chinchorro.

“Aldana, la muchacha de la larga vida”, es el libro que el joven estudiante de arqueología, músico y escritor Claudio Villalobos Gallardo, lanzó este lunes en el hall del Edificio Consistorial, trabajo que pone en valor la cultura Chinchorro desde un ángulo poco explorado como es la convivencia en familia.

El trabajo, en palabras de su creador, nace de la “consecuencia y de la resiliencia que tenemos los ariqueños”, producido por la autogestión que permite plasmar una historia familiar, que hace al lector plantearse cómo era la vida del pueblo ancestral hace miles de años en esta misma tierra que pisamos hoy.

Es una novela que habla de algo muy parecido a nosotros. Atinge la fragilidad de la vida y lo difícil que era en aquellos tiempos, durante el periodo arcaico como dicen los arqueólogos. Habla también de que ocupamos y habitamos estos mismos paisajes que nosotros transitamos el día de hoy, estamos sobre muchos sitios arqueológicos hoy día, habla de este paisaje con mucho amor, de nuestra región y con responsabilidad sobre lo que le hemos hecho con la contaminación, esta ocupación más actual”, explicó Villalobos.

Tras la presentación de la obra, el alcalde Gerardo Espíndola destacó al joven Claudio Villalobos por su aporte a la cultura y arte local, enfatizando que su libro “Aldana, la muchacha de la larga vida” permitirá a la comunidad conocer un lado distinto de los Chinchorro, muy lejos de los procesos de momificación que conocemos tan bien, y más apegado a cómo vivían en comunidad nuestros ancestros.

Estoy gratamente contento recibiendo este libro escrito por Claudio, un músico destacado de nuestra ciudad, un arqueólogo y hoy también un escritor que pone en valor la cultura Chinchorro pero desde otro espacio que no sea el científico o desde un museo que hoy conocemos mayormente, sino que desde el relato, desde la literatura, la expresión artística a través de esta novela que cuenta otro proceso distinto a la conocida momificación, desde lo que vivían un hombre o una mujer que eran nuestros ancestros y de quienes tenemos que estar hoy muy agradecidos porque estamos en este mismo territorio”, señaló.

Por su parte, el concejal Gabriel Fernández expresó que “es importante que los jóvenes permitan que la cultura perdure. Quiero destacar lo valiosa que es la familia de Claudio Villalobos, tengo la suerte de conocer a su abuelo Alberto, a su mamita Carla y a su papá Claudio y en realidad, la tradición de la cultura del barrio Esmeralda lo incentivó a él a que mantuviera las raíces”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *